Serie – Crítica de Barry

BarryEl pasado 26 de marzo el canal americano HBO estrenó una comedia que lleva por título Barry. Creada por Alec Berg, escritor y productor Seinfeld o Sillicon Valley entre otras, y el actor Bill Hader, que aquí también es el protagonista de la función. Hader es conocido sobretodo por sus nueve temporadas en Saturday Night Live, y por su salto al cine en comedias como Y De Repente Tú.

La serie nos habla de Barry Berkman, un asesino a sueldo que no tiene escrúpulos a la hora de cumplir su trabajo. El problema de Barry es que últimamente empieza a dudar sobre lo que hace y comienza a sentirse raro, tiene pesadillas y ansiedad. Cuando se dirige a realizar un trabajito, acaba asistiendo por error a una clase de interpretación y algo despierta en el. Se siente genial y cree que es su verdadera vocación, así que decide dejar su oficio y dedicarse a la actuación, pero no se lo pondrán nada fácil…

Aunque Hader es el protagonista absoluto de la serie, hay un puñado de secundarios que cabe destacar. En primer lugar tenemos a Funches, interpretado por Stephen Root, que es el tipo que encarga los trabajos a Barry, el puente entre el que paga y el que ejecuta. Sarah Goldberg interpreta a Sally, una aspirante a actriz que hace tilín en nuestro protagonista, y Henry Winkler, al que recordamos por Arrested Development o Días Felices interpreta a Cousineau, un profesor de interpretación que deslumbra a Barry…

Cuando escribo esto solo han emitido un episodio de Barry, por lo que es arriesgado hablar de ella solo habiendo visto el piloto, pero creo que el tono de la serie está muy claro desde el principio: estamos ante una comedia negra que mezcla la sonrisa con la violencia sin ningún problema. Aunque Barry es un buen tipo, y empatizamos con el, no deja de ser un individuo que da matarile al personal a cambio de dinero. Y eso está mal chicos, no lo hagais. En este 1×01 recibe un encargo de unos rusos chungos, y aunque hay escenas que dan para risa, no deja de ser peña muy peligrosa. Combinación de peligro con risa. La serie tiene ese tono oscuro para que veamos que lo que cuenta es serio.

A mi la verdad es que esta serie gracia me ha hecho poca. Entiendo que tiene que ser sobria, al fin y al cabo es HBO, pero yo soy muy especialito para las comedias y prefiero partirme el culo con ellas que dibujar una sonrisa en mi rostro. No descarto ver un par más para no ser injusto, pero me temo que acabaré dejándola porque como os digo, me ha parecido regulera. Seguro que tiene su público, así que a lo mejor la ves y te encanta, pero no ha sido mi caso. Ya me dirás que te ha parecido.

Deja un comentario

Comment
Name*
Mail*
Website*