Crítica de “Rey Arturo: La Leyenda De Excalibur”

Rey ArturoCuando salió la noticia de que la próxima película de Guy Ritchie iba a ser sobre el Rey Arturo, una mezcla de curiosidad, miedo y sudores fríos recorrieron mi cuerpo. No es que el mito signifique algo para mi, al contrario, me la suda bastante el tema de caballería, espadas y demás. Tampoco porque no confíe en Ritchie como director: sin ir más lejos es uno de mis realizadores contemporáneos favoritos. Tras mucho divagar creo que ese malestar general venía porque en realidad me costaba relacionar un director tan “moderno” (entre comillas) en un contexto tan clásico como es Arturo, Merlín, Excalibur, etc.

Siempre que se ha querido hacer algo “revolucionario” (otra vez entre comillas) con un material tan clásico y venerado, se ha fracasado estrepitosamente. El caso que me viene a la cabeza es aquella “Destino de Caballero (2001)”, a golpe de mandoble con “We Will Rock You” de Queen de fondo. Fail.

Pero ha sido acabar de ver esta “Rey Arturo: La Leyenda de Excalibur” y se me han quitado las hostias ipso facto: peliculón. Pero vayamos por partes.

La película está dirigida por un tipo que me parece de los más atrevidos / originales de los directores mainstream de la actualidad. Su carrera habla por si mismo. Con “Lock & Stock (1998)” y sobretodo con “Snatch: Cerdos Y Diamantes (2000)” se dio a conocer como si de un guantazo se tratase que no sabes de donde ha salido, pero te ha dejado medio lelo.

Pero cuando tenía el viento a favor, perpetro aquel bodrio que llevó por título “Barridos Por La Marea (2002)” con la que por entonces era su pareja, la cansina de Madonna. Costó volver a recuperar la fe tras semejante tormento, pero lo consiguió con dos pelis marca de la casa: “Revolver (2005)” y sobretodo “Rocknrolla (2008)”.

Era inevitable que acabara dando el salto a Hollywood, y ocurrió con “Sherlock Holmes (2009)” y su secuela “Sherlock Holmes: Juego de Sombras (2011)”. Ya en 2015, dirige una más que notable “Operación UNCLE” que nos descubrió a la magnífica Alicia Vikander. Película a reivindicar.

Y llegados a esta “Rey Arturo: La Leyenda de Excalibur“, lo mejor que se puede decir de ella, y no es poco, es que derrocha GuyRitchismo por los cuatro costados, en cada plano, en el montaje, en la manera de plantear las escenas… Hoy en dia, donde ya está todo inventado, es algo reservado a los mejores creadores el ver dos segundos de una película y saber a que director corresponden. Aquí ocurre todo el rato. Bien por ti, Guy.

Y si Guy Ritchie es el maestro de la función, no puedo más que sacarme el sobrero con un tipo que esta dando muchísimo que hablar, y que está destinado a quedarse mucho tiempo en eso llamado Hollywood. Estoy hablando de Charlie Hunnam, en el que cae todo el protagonismo de la cinta y de tamaña misión sale totalmente airoso y con nota, como ya hizo en “Z, La Ciudad Perdida (2016)” donde ya era lo mejor de la cinta. Ni se os ocurra perderle la pista a este tipo: no solo es un cachas guaperas, sino que, no diré que sea un enorme actor, pero si tiene un carisma ante la cámara que le augura un futuro brillante.

El resto del reparto está formado por Jude Law, Eric Bana, Djimon Hounsou y Aidan Gillen entre otros, todos a buen nivel, aunque Jude Law está algo sobre actuado y pasado de vueltas como Vortigern.

¿De que va la peli? En la edad media, el rey Uther es traicionado y asesinado por su hermano Vortigern, dejando al hijo del primero, un niño pequeño, huérfano y dejado de la mano de dios. Este acaba criándose en un prostíbulo, donde junto a un grupo de jóvenes, comienza a hacerse un nombre por la zona. Como dice la leyenda, el legítimo rey será el único que podrá sacar a Excalibur de la roca donde se aloja, por lo que Vortigern obligará a todos los hombres de la zona a intentar sacarla y así matar al heredero, hasta que Arturo conseguirá sacar la espada de su roca…

Aunque básicamente trata la historia que todos conocemos sobre el Rey Arturo, Ritchie consigue dar tres vueltas de tuerca y reinventar la leyenda con gran acierto. El montaje de la cinta es fantástico, muy típico de su director, con planos cortos y montaje muy picado. Pero si hay algo que me ha dejado loquísimo es algo que emplea en dos o tres veces durante la película: en lugar de contarnos todas y cada una de las escenas de la peli a un ritmo normal, hay cierto número de escenas que las agrupa y las logra resumir en menos de dos minutos. Como espectador nos enteramos de todo lo que ha pasado y nos ahorramos que la película dure 5 o 6 horas. Bravo.

La ambientación está logradísima y la banda sonora es fantástica y consigue llevarte en todo momento donde quiere. Por ser un poco agonías, la escena final parece sacada de un videojuego, y eso me echa un poco para atrás, pero no es un pero a una peli que ha conseguido tenerme en vilo durante todo el metraje.

En definitiva, si te gustan las películas de este director y su particular estilo, fliparás con esta. Y si eres muy “fan” de la historia de el Rey Arturo, abre un poco la mente, que si es como en este caso, vale la pena vivir la experiencia.

NOTA: 8,5

Ficha en IMDB

Pd: Espero que os guste esta segunda crítica de la web. La primera sobre “Guardianes de la Galaxia Vol.2” podeis leerla AQUÍ.

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>