Crítica clásica: La Noche De Halloween (1978)

Crítica clásica: La Noche De Halloween (1978)

La Noche De Halloween

Título: La Noche De Halloween (Halloween, 1978)
Duración: 93 min.
País: USA
Género: Terror / Slasher / Asesino en serie

Director: El maestro del terror John Carpenter dirigía aquí su tercera película para cine después de “Estrella Oscura” y “Asalto A La Comisaría Del Distrito 13”. Poco más se puede decir de todo lo que ya se ha dicho de este genio del cine contemporáneo, con un legado fabuloso. Uno de mis directores favoritos.

Reparto: La protagonista principal de La Noche De Halloween es Jamie Lee Curtis, hija nada menos que de Tony Curtis y de Janet Leigh. Tras participar en algunos episodios de TV, este fue su primer papel en cine, como nos confirman los créditos iniciales con ese “introducing Jamie Lee Curtis”. / En el papel del doctor Sam Loomis tenemos a Donald Pleasence, actor de dilatada carrera hasta la fecha, de la que destacaremos, por poner alguno, su papel en La Gran Evasión de 1963. / Y para acabar, Tony Moran en el papel de Michael Myers adulto. / También salen las amigas de la chica y un par de niños, pero tienen suficiente enjundia para ser destacados.

Sinopsis: En la noche de Halloween y sin razón aparente, un niño de 6 años asesina con un cuchillo a su hermana. Es encerrado en una institución de la que escapa 17 años después. Ya libre, se dedica a perseguir e intentar matar a un grupo de chicos, mientras que su doctor intenta detenerle.

La Noche De HalloweenOpinión: Lo primero que percibimos al volver a ver muchos años después La Noche De Halloween es el encanto, la inocencia y la originalidad de esta serie B del maestro Carpenter. El guión es inexistente pero da absolutamente igual: es una burda excusa para conocer a Michael Myers y verlo amenazar a un grupo de chicas cuchillo en mano. El nivel interpretativo es bastante deficiente, y no se salva ni uno. Esta especialmente mal Jamie Lee Curtis, a la que nunca le he adivinado talento para la actuación, pero aquí está nefasta. En ocasiones cae en el ridículo, pero no importa ya que el encanto es tal que se le perdona todo.

La atmósfera de la peli es fenomenal, la fotografía perfecta y cuenta siempre de fondo con la banda sonora marca de la casa del propio Carpenter. Los planos subjetivos inquietan sobremanera y la imagen del malo de la peli con la máscara, mirando fijamente a lo lejos a su próxima víctima tiene suficiente fuerza como para hacer de este tipo alguien recordado y convertido en icono del cine de terror que marcaría al resto de asesinos en serie de slashers venideros.

Se le puede echar mucho en cara. Podría ser más efectista, podría ser más violenta e incluso podría tener más ritmo, pero no estariamos hablando de un clásico absoluto del cine de terror.

Para acabar, una curiosidad bastante divertida que tiene la película. Hay un momento en que la chica protagonista está con los chavales viendo en TV la peli El Enigma De Otro Mundo de 1951, cuyo título original es The Thing. Pues bién, cuatro años después de rodar La Noche De Halloween, John Carpenter dirigiría el remake de ese clásico del fantástico haciendo asi la que probablemente sea su mejor obra: La Cosa.

Para amantes del cine de género, asíi, en general.

Lo mejor: La dirección de Carpenter, la atmósfera y ese encanto que tienen las buenas películas de bajo presupuesto.

Lo peor: Por poner algo, las actuaciones. Aunque probablemente con mejores actores sería peor película.

MÁS: Crítica de Brawl In Cell Block 99
MÁS: Crítica de El Muñeco De Nieve
MÁS: Crítica de The Babysitter

Deja un comentario

Comment
Name*
Mail*
Website*